jueves, 5 de enero de 2012

POEMAS PARA NIÑOS




LA PAZ  DE UN NIÑO



La paz de un niño
es la paz en piel de armiño
la paz de un bello ruiseñor
cuando el Señor quita sus penas
llenando de alegrìa y horas buenas
a quièn màs le significa el poder del amor
Es del niño la blancura
la paz que da frescura, diamantina
una paloma que al niño se asoma
y se le posa sin ningùn temor
llenando de color con arco iris
para pintar su dolor con un marco
que significa ternura de corazòn
Con el niño la paz se inflama
con la llama del valor superior
con la voz amorosa de un racimo
de sìlabas que salen de su propio
corazòn para plantar con tacto
un canto que solo rime con amor
Coronados los niños por Dios amados
sin pena en la batalla porque no calla
la mano que intenta asesinar su pregòn
porque se mata con el niño el divino don
y cardos y penas quedaràn sin el niño de la paz
sin el niño que vino a enseñar con su 
                                                                                    INOCENCIA
                                                                                     LA CIENCIA DE LA BUENA VOLUNTAD

                                                     

Autor: Victoria Lucía Aristizábal 









EN UN TROZO DE PAPEL






En un trozo de papel
con un simple lapicero
yo tracé una escalerita,
tachonada de luceros.
Hermosas estrellas de oro.
De plata no había ninguna.
Yo quería una escalera
para subir a la Luna.
Par a subir a la Luna
y secarle sus ojitos,
no me valen los luceros,
como humildes peldañitos.
¿Será porque son dorados
en un cielo azul añil?
Sólo sé que no me sirven
para llegar hasta allí.
Estrellitas y luceros,
pintados con mucho amor,
¡quiero subir a la Luna
y llenarla de color!.




ANTONIO MARIA TEJEIRO










LOS CANTOS  DE LOS NIÑOS





Yo escucho los cantos de viejas cadencias
que los niños cantan cuando en corro juegan
y vierten en coro sus almas, que suenan,
cual vierten sus aguas las fuentes de piedra:
con monotonías de risas eternas,
que no son alegres, con lágrimas viejas
que no son amargas y dicen tristezas,
tristezas de amores de antiguas leyendas.
En los labios niños, las canciones llevan
confusa la historia y clara la pena;
como clara el agua lleva su conseja
de viejos amores que nunca se cuentan.
Jugando, a la sombra de una plaza vieja,
los niños cantaban...
La fuente de piedra vertía su eterno
cristal de leyenda.
Cantaban los niños canciones ingenuas,
de un algo que pasa y que nunca llega:
la historia confusa y clara la pena.
Seguía su cuento la fuente serena;
borrada la historia, contaba la pena.




ANTONIO MACHADO


















3 comentarios:

  1. Qué preciosa recopilación de poemas para niños
    y tan delicadas fotos.

    Un abrazo, amiga Niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!que lindo que te han gustado!!cariños!!!!!

      Eliminar
  2. Preciosos todos!

    Sólo el que mira la vida a través de los ojos de un niño, podrá caminar a ciegas.

    Un saludo

    ResponderEliminar

-